A grandes rasgos, la mayoría de los máximos responsables de empresas, entienden que la Marca (que no el nombre y el logotipo) es algo circunstancial y que uno se lo puede guisar en su propia casa. No se entiende que es la primera imagen y posterior puntal del negocio, además de la puerta que abre o cierra a un cliente. Son pocas las empresas que tienen una Estrategia de Marca definida, ya que se entiende suficiente el definir el producto y/o servicio que se oferta y el precio del mismo, el cual normalmente se pone de forma equivocada, penetrando y posicionándose de  forma errónea en el mercado.

Da igual el sector en el que se quiera establecer el negocio, hay que diseñar una buena Marca y trazar una Estrategia diferenciadora. Aunque eso que parece fácil, no lo es tanto.

En la mayoría de los casos no se tiene la capacidad técnica y profesional para gestionar el Diseño y la Comunicación de la Marca y mucho menos la Estrategia de Marketing necesaria que se debe trazar con un método de investigación y definición. El método que hay que poner en marcha precisa, entre otras cosas, cuáles son nuestras Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades (DAFO), define también cuál es nuestra Competenciay nuestro Público Objetivo, para concretarse finalmente, en un documento que debe ser la Biblia de la empresa: el Plan Estratégico, el cual debemos colocar en la mesilla de noche de la empresa, ya que va a dejar definido para los restos:

– La Marca (Definición de la estrategia general de posicionamiento)
– El Producto/Servicio (Definición del mapa de oferta)
– La Distribución (Definición del mercado natural y potencial)
– La Promoción (Definición de las políticas comerciales)
– La Comunicación (Definición del plan y las estructuras de Comunicación)
– La Expansión (Definición de Áreas de crecimiento)
Dirigiéndose a profesionales de marketing se realizará este trabajo con garantías y de esta manera se facilitará mucho más el posicionarse en el mercado de forma exitosa y ayudará enormemente a vender el producto o servicio.
El futuro de las empresas pasa por comprometerse a crear su ‘Biblia’ y a seguir sus mandamientos, consensuados y aprobados por los máximos responsables. 



Post inspirado en un comentario realizado por J.L González, en respuesta a un debate abierto por Efrén Miranda Ramírez, fundador del Grupo de Linkedin – CLUB DEL EMPRENDIMIENTO.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s