La vivienda en propiedad… ¿un pecado o nuestra salvación?

Pareja-mayor-vivienda-Senior-couple-in-a-living-room

Es una gran incógnita si las generaciones actuales y las que están por llegar vamos a tener la posibilidad de recibir algún tipo de pensión.

Podemos decir que ‘la cosa’ va a mejorar, poco a poco…, con mucho sacrificio, tal y cual… Pero nadie nos puede garantizar absolutamente nada, y menos que nuestro retiro o jubilación vayan a ser cubiertos por los muchos o pocos trabajadores que aporten lo suficiente para las pensiones del futuro.

“Antes existían 7 trabajadores por cada pensionista, frente a los actuales 1,2 por cada pensionista y, si seguimos metiendo mano a la hucha, en 2020 no habrá hucha.

Después de Japón somos el país más longevo del mundo.

Muchos mayores actualmente se encuentran en el umbral de la pobreza”.

Rafael Ardura Urrea. Business Manager – GRUPO RETIRO

Una de las pocas soluciones a las que podremos recurrir llegado el día, si ‘la cosa’ sigue así, será tirar de RECURSOS PROPIOS.

Si no eres de los que han conseguido recursos propios vendiendo una app a Facebook, los recursos propios a los que podemos aspirar el 99% de los mortales son, entre otros, cotizar hasta el día clave, emprender y contar con negocios que nos aporten suficientes ahorros o ingresos residuales y suficientes, contar con planes de pensiones, ahorros de toda la vida, etc. Y en cuanto a patrimonio personal, una opción que YA en la actualidad muchos mayores están utilizando, es contar con su vivienda.

Una vivienda en propiedad está siendo la salvación de la economía de muchas familias de jubilados con escasos o insuficientes recursos económicos, bien porque solo se perciba una pensión, bien porque las que perciben son mínimas, lo que en muchos casos no es suficiente para lograr la asistencia necesaria, o también porque tienen que ayudar a sus parientes más cercanos.

Una vivienda en propiedad está siendo la salvación de la economía de muchas familias de jubilados con escasos o insuficientes recursos económicos.

Grupo Retiro, como empresa especializada en Soluciones Financieras para Personas Mayores, está proporcionando desde hace muchos años, pero sin duda con mayor fuerza en estos años de crisis, una solución a estos mayores que son propietarios de una vivienda.

Entre otras soluciones, encontramos La Renta Vitalicia, la cual permite a las Personas Mayores cobrar un Pago mensual a cambio de la transmisión de la nuda Propiedad de sus viviendas, manteniendo el uso y disfrute de las mismas durante el resto de su vida. Recogida en nuestro código civil en los artículos 1.802 y siguientes desde el año 1889.

Por su parte, La Hipoteca Inversa es un producto financiero (préstamo con garantía hipotecaria) a través del cual, los mayores de 65 años propietarios de una vivienda, reciben de una Entidad Financiera una renta mensual,  con la particularidad (y de ahí su denominación) de que la persona mayor no devuelve en vida las cantidades recibidas ni los intereses, como en una hipoteca normal, sino que la deuda queda aplazada al fallecimiento del contratante.

Productos que desde luego hay que tener en cuenta y que Grupo Retiro nos puede ofrecer cuando llegamos a ese momento clave de nuestra vida.

¿Es un pecado comprar vivienda?, desde luego para algunos está siendo su salvación.

Anuncios