Cómo cambiar el mercado inmobiliario de manera sostenible

crecimiento_sostenible_sector_inmobiliario_españa

Hay analistas que no dudan en vaticinar que los precios de la vivienda volverán a subir a tasas de dos dígitos. La cuestión es cuándo. Ahí, son menos osados. Nada hace pensar que vaya a ocurrir ni a corto ni a medio plazo y los más prudentes piden “que así sea por el bien de la economía española y el mercado inmobiliario”.

Todos quieren que el sector se recupere, pero alejado de los excesos y desequilibrios del pasado. Para ello, será crucial el papel de la banca. Es básico que vuelva a prestar dinero, su auténtico negocio, pero analizando mejor los riesgos. De hecho, las cifras elaboradas por Tinsa sobre cómo ha cambiado el mercado evidencian que el esfuerzo que deben realizar las familias para pagar su casa está mejorando, al pasar de casi 12 años de sueldo en 2007 a poco más de 7 el año pasado. Si solo se tiene en cuenta el coste de la hipoteca, la proporción pasa de 7,2 años a 4,5 en idéntico periodo. Será además determinante el papel que tengan el alquiler y la rehabilitación, hacia donde el Gobierno ha decidido reconducir su política de ayudas públicas. Y es que los países con más peso de estas actividades no sufren tantos vaivenes en los precios inmobiliarios.

Otra de las herramientas de las que han dispuesto los gobernantes siempre para actuar sobre este sector es la fiscalidad. La eliminación de la deducción en el IRPF de la compra de vivienda habitual ha contribuido a avanzar en la neutralidad que los expertos aconsejan debe existir entre compra y alquiler; pero este es siempre un sector muy sensible para la opinión pública y 2015 es año electoral. El objetivo debería ser evitar nuevas burbujas y apostar por un crecimiento sostenible.

Artículo completo en Cinco Días

Piso Tipo Loft, en el Barrio de Salamanca, reformado, amueblado y con mucho talento, busca inquilino que busque su propia inspiración

En él se han compuesto letras y música fantásticas, también letras y acordes no tan buenos. Se han saltado lágrimas y ha visto pelos erizados.
Ahora este atractivo piso tipo loft totalmente reformado, diseñado por un decorador y completamente amueblado, busca un inquilino que busque su propia inspiración, que mantenga la esencia que lo creó y que escriba nuevas páginas en cada uno de los fantásticos espacios que lo componen.
Alquiler Loft en Salamanca Goya
Situado en el corazón del barrio de Salamanca, casi esquina a la calle Goya y a 4 minutos caminando del parque del Retiro.
vista general salón
Dispone de 103 m2 de superficie, 94 m2 útiles.
Alquiler_Loft_Salamanca_2 Alquiler_Loft_Salamanca_1
Consta de un amplio salón-comedor, zona escritorio y cocina abierta.
2015-02-04 20.01.03
 Alquiler_Loft_Salamanca_6comedor y entrada
Dormitorio y baño independientes y espaciosos.
2015-02-04 20.00.38 Alquiler_Loft_Salamanca_5 Cuarto de baño 2
Techos altos, aislamiento térmico, primeras calidades (estuco, papel pintado…)
lateral comedor Alquiler_Loft_Salamanca_4
Primera planta alta equivalente a una segunda altura al haber entreplanta.
mesa escritorio con ventana exterior
Semi-exterior, muy luminoso y tranquilo, con vistas a la calle General Pardiñas y a un amplio jardín.
Edificio señorial, techos altos y portero físico.
Precio: 1.600€/mes

Qué te interesa más: vivienda nueva o de segunda mano

Pisos de Obra nueva y Segundamano en Madrid
Pisos de Obra nueva y Segundamano en Madrid

Durante el mes de noviembre de 2014, en España se vendieron un total de 25.000 viviendas, según el INE. De ellas, más de 17.000 fueron inmuebles de segunda mano. No se trata de un hecho puntual, sino que viene sucediendo durante los últimos años de crisis. Si estuviéramos en la piel de Hamlet, este diría: ‘¿Vivienda nueva o de segunda mano? Esa es la cuestión’. Una pregunta que se hacen miles y miles de personas cada año. Para facilitarte la elección, te ofrecemos una serie de recomendaciones.

Para empezar, y como sucede con cualquier otro artículo que anhelamos comprar, lo primero que hay que hacer es sopesar muy bien qué necesitamos: grande, pequeña, con terraza, con desván, con o sin piscina, primera planta, orientación sur… Una vez sabemos lo que queremos, debemos preguntarnos dónde lo queremos. No es una cuestión baladí, ya que dependiendo de la ubicación, su precio engordará o se desinflará (en Madrid, por ejemplo, no es lo mismo el barrio de Salamanca que Villaverde). Y si queremos que cuente con zonas comunes como jardines o parque infantil, esa oferta la encontraremos más en la periferia que en el centro, y de reciente construcción. Pero, en ocasiones, carecen de determinados servicios (colegios, ambulatorios…), algo que si disponen los inmuebles de segunda mano en los llamados cascos históricos o antiguos.

Piso diáfano Alquiler reformado Salamanca Madrid
Piso diáfano Alquiler reformado Salamanca Madrid

Miremos ahora al bolsillo. Según el Ministerio de Fomento, en las viviendas de segunda mano el coste medio del metro cuadrado es más bajo (1.434,1 euros). Algo más (1.518,5 euros) es en la obra nueva. Pero mientras que en esta última entras, y estrenas, en la de segunda mano es bastante probable que haya que ponerse manos a la obra y rascarse el monedero. Por contra, al ser el precio por metro cuadrado más barato, se puede optar por una vivienda más grande. Además, en una época donde el crédito no campa a sus anchas, tener que pedir menos dinero al banco puede ser sinónimo de hipoteca concedida.

Por último, los impuestos. En España, los inmuebles nuevos están sujetos a un 10% de IVA mientras que los de segunda mano soportan el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) cuyo tipo abarca del 6% hasta el 8% dependiendo de la comunidad autónoma y la cuantía de la vivienda. En el caso del IVA, este también varía en función de la tipología de la vivienda. La vivienda libre soporta un 10% del importe escriturado, mientras que en las viviendas de protección oficial de régimen especial y viviendas de protección oficial de promoción pública se sitúa en el 4%.

¿Ya tenemos todo decidido? Ni mucho menos. Como cuando se adquiere un coche, hay que tener en cuenta el consumo. Todos anhelamos un Ferrari, pero luego hay que ‘darle de comer’. Lo mismo sucede con los gastos anuales de las viviendas. Las de obra nueva suele estar situadas en urbanizaciones con piscina, jardines e instalaciones deportivas que pueden conllevar el incremento de la comunidad. Por su parte, en las de segunda mano hay la posibilidad de encontrarlas con calefacción central, que abarata el servicio, pero que tiene un coste fijo más alto. ¡A que ahora lo tienes más claro!

Visto en Yahoo Finanzas