Pisos de Obra nueva y Segundamano en Madrid
Pisos de Obra nueva y Segundamano en Madrid

Durante el mes de noviembre de 2014, en España se vendieron un total de 25.000 viviendas, según el INE. De ellas, más de 17.000 fueron inmuebles de segunda mano. No se trata de un hecho puntual, sino que viene sucediendo durante los últimos años de crisis. Si estuviéramos en la piel de Hamlet, este diría: ‘¿Vivienda nueva o de segunda mano? Esa es la cuestión’. Una pregunta que se hacen miles y miles de personas cada año. Para facilitarte la elección, te ofrecemos una serie de recomendaciones.

Para empezar, y como sucede con cualquier otro artículo que anhelamos comprar, lo primero que hay que hacer es sopesar muy bien qué necesitamos: grande, pequeña, con terraza, con desván, con o sin piscina, primera planta, orientación sur… Una vez sabemos lo que queremos, debemos preguntarnos dónde lo queremos. No es una cuestión baladí, ya que dependiendo de la ubicación, su precio engordará o se desinflará (en Madrid, por ejemplo, no es lo mismo el barrio de Salamanca que Villaverde). Y si queremos que cuente con zonas comunes como jardines o parque infantil, esa oferta la encontraremos más en la periferia que en el centro, y de reciente construcción. Pero, en ocasiones, carecen de determinados servicios (colegios, ambulatorios…), algo que si disponen los inmuebles de segunda mano en los llamados cascos históricos o antiguos.

Piso diáfano Alquiler reformado Salamanca Madrid
Piso diáfano Alquiler reformado Salamanca Madrid

Miremos ahora al bolsillo. Según el Ministerio de Fomento, en las viviendas de segunda mano el coste medio del metro cuadrado es más bajo (1.434,1 euros). Algo más (1.518,5 euros) es en la obra nueva. Pero mientras que en esta última entras, y estrenas, en la de segunda mano es bastante probable que haya que ponerse manos a la obra y rascarse el monedero. Por contra, al ser el precio por metro cuadrado más barato, se puede optar por una vivienda más grande. Además, en una época donde el crédito no campa a sus anchas, tener que pedir menos dinero al banco puede ser sinónimo de hipoteca concedida.

Por último, los impuestos. En España, los inmuebles nuevos están sujetos a un 10% de IVA mientras que los de segunda mano soportan el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) cuyo tipo abarca del 6% hasta el 8% dependiendo de la comunidad autónoma y la cuantía de la vivienda. En el caso del IVA, este también varía en función de la tipología de la vivienda. La vivienda libre soporta un 10% del importe escriturado, mientras que en las viviendas de protección oficial de régimen especial y viviendas de protección oficial de promoción pública se sitúa en el 4%.

¿Ya tenemos todo decidido? Ni mucho menos. Como cuando se adquiere un coche, hay que tener en cuenta el consumo. Todos anhelamos un Ferrari, pero luego hay que ‘darle de comer’. Lo mismo sucede con los gastos anuales de las viviendas. Las de obra nueva suele estar situadas en urbanizaciones con piscina, jardines e instalaciones deportivas que pueden conllevar el incremento de la comunidad. Por su parte, en las de segunda mano hay la posibilidad de encontrarlas con calefacción central, que abarata el servicio, pero que tiene un coste fijo más alto. ¡A que ahora lo tienes más claro!

Visto en Yahoo Finanzas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s